En este momento no hay programas en vivo
Es posible que se este transmitiendo programación grabada

El Intruso Nocturno

Hay una idea equivocada que decreta que la ciencia, religión y métodos alternativos de vida son incompatibles y no pueden coexistir. De ser así ¿qué ocurre cuando estos componentes se mezclan durante la parálisis del sueño? Te invitamos a que este 10 de Noviembre leas nuestro artículo en honor al Dia Internacional de la Ciencia para la Paz y Bienestar Mundial titulado "El Intruso Nocturno". Descúbrelo y expande tu conocimiento e cómo esos 3 pilares de la sociedad tienen mucho en común.

 

El Intruso Nocturno

 

El cuerpo humano es una delicada y compleja maquinaria cuyos engranajes buscan el poder mantenernos a flote y en equilibrio. Cada pieza engloba complejos aspectos de la vida y la misma existencia humana. A lo que las antiguas religiones denominaban brujería, nosotros ahora lo conocemos como ciencia; la misma que complementamos con el conocimiento alternativo. A pesar de que hay múltiples ejemplos donde la religión, ciencia y vida alternativa se entremezclan, hay un tema en especial donde estas tres corrientes dependen una de la otra: la parálisis del sueño.

Conocido comúnmente como "que se te suba el muerto", es descrito por lo ciencia como un fenómeno transitorio de origen neurológico asociado a condiciones psicológicas o psiquiátricas. Regularmente los episodios de parálisis del sueño se entrelazan a periodos de estrés postergado, reflejando un incremento en la frecuencia de este fenómeno conforme el estrés aumenta. Por definición, el estrés es cualquier fuerza exterior que provoque un estado nocivo al cuerpo; que cause un desequilibrio. Dia con día nos encontramos múltiples estresores que dañan nuestra paz interior y es cuando ocurre este desajuste energético que se nos puede subir el muerto. Al llegar a casa con desgaste, cansancio y molesto por las dificultades de un dia laboral,

podemos sentirnos "malvibrosos". Y en efecto, es cierto, ya que por ley de atracción estamos invitando

a que las energias sueltas por el universo puedan resonar igual que nosotros Peor aún, esos estresores

atraen más negatividad, energia de la cual muchas entidades se alimentan. Dispuestos a que un nuevo

dia nos traiga mejores bendiciones y alegrias, nos acostamos aun acogiendo esa negatividad y es ahi

cuando ocurre la parálisis del sueño.

El mundo cientifico ha descrito que este padecimiento se da durante la fase de sueño REM, donde hay un incremento en la relajación muscular, incremento en la presión arterial y movimientos oculares rápidos. Es en esta fase donde estamos más susceptibles a despertar. No obstante, lo que no han sabido explicar es por qué en aproximadamente 30% de las personas con parálisis del sueño logran observar la figura de una anciana o demonio. Es aqui donde no solo comprobamos que como seres humanos, somos un imán energético, sino que también existe un factor religioso poca explorado.

 

Múltiples religiones han descrito a entidades sobrenaturales o demonios en sus textos o relatos,

por lo que al presenciar uno de estos durante un episodio de parálisis nocturna lo podemos identificar

rápidamente ¿Pero qué hay de las personas que no son creyentes o religiosas y son testigos de esas

apariciones? ¿Qué nos dice la iglesia sobre el tema? De acuerdo a la religión católica, existen demonios que se alimentan de nuestra tristeza, de nuestro miedo y dolor, por lo que siempre recomiendan el encomendarse a Dios para evitar la presencia de estos demonios, La verdad, independiente de las creencias religiosas de la gente, es que somos energia y llamamos lo que desprendemos. Durante un episodio de parálisis del sueño, nuestro cuerpo permanece relajado mientras que solamente nuestros ojos se activan junto con nuestro cerebro. La desesperación por respirar, moverte o alejarte de lo que tus ojos están presenciando, le permiten tomar fuerza a esa energia parasitica que te

visita. Pero a pesar de que estas experiencias simplemente ocurren, también simplemente tienen una

solución. Culturalmente, se nos ha enseñiado que cuando se te sube el muerto, debes de rezar y decir groserias, incluso encomendarse al arcángel Miguel para protegernos ante esta vulnerabilidad.

 

Toda esta fe nos permite despertar en un plano físico y energético; al forzar al cerebro, podemos despertar por completo liberándonos de la parálisis, pero más importante, nos permite recordar que siempre hay fuerzas mayores y más beneficiosas que con las que nos encontramos en esos momentos. Es ese poder el que nos permite regresar a dormir con tranquilidad una vez que se nos bajó el muerto.

Al despertar en un nuevo día, tenemos gran invitación de elegir el día que queremos. Podriamos continuar con la mala vibra del dia previo, alimentando a las energías negativas para que se nos peguen todo el tiempo, o simplemente tendríamos que elegir el bienestar. Ante estas malas rachas siempre hay soluciones para mejorar la vida y permitir un mejor flujo energético. Desde procesos energéticos complejos como limpias o bendiciones religiosas hasta opciones más sencillas como la simplicidad de hablar. Hablar cura, y en estos casos, no es la excepción. Inevitablemente tendremos que afrontar la adversidad de una u otra forma, pero el "cómo hacerlo" es lo que nos permitirá decretar nuestro futuro. No hay nada mejor que una consciencia limpia y tranquila para poder descansar, y en mi opinión, es el mejor repelente para los intrusos energéticos nocturnos.

Logo OM radio en línea

Acerca de OM Directorio OMRadio Programación Programas Conductores Artículos Eventos Podcast Contacto

2019. Todos los derechos reservados. OM Radio Aviso de privacidad Aspectos legales

Los comentarios y opiniones de los programas, eventos, artículos y cada sección del portal web de OmRadio son de exclusiva responsabilidad de los conductores, autores, expositores etc. y no representan necesariamente la ideología y pensamiento de la estación OmRadio