Síguenos en Periscope:
@OmRadioMx
En este momento no hay programas en vivo
Es posible que se este transmitiendo programación grabada

Lavanda en casa

Gracias a sus propiedades, la lavanda, de la familia de las lamiáceas, es usada como remedio para numerosos males físicos, emocionales y hasta de jardinería. Se trata de una planta que ayuda a reducir la tensión y el estrés, los dolores musculares y jaquecas, ahuyenta a los insectos de armarios y cajones, los síntomas de gripa, resfriados e insomnio, la aparición de ampollas por quemaduras, los dolores de reumas o artritis, malos olores en el hogar y repele polillas, la flacidez y exceso de células muertas de la piel, entre otros. 

Así como la lavanda proporciona grandes beneficios para la salud, también requiere de grandes cuidados a la hora de plantarse. Por ejemplo, son plantas muy resistentes al calor y adaptables a cualquier lugar en que se plante –aunque es preferible hacerlo en áreas rocosas–. Por ello te compartiremos una guía práctica para tener flores de lavanda en casa: 

 Planta las semillas entre seis y doce semanas antes de que empiece el calor, ya que tomarán tiempo en germinar y empezar su periodo de crecimiento. Antes de plantarlas, es recomendable someter las semillas a la “estratificación fría”, en donde se colocan las semillas con tierra en una bolsa de plástico sellada, y ésta al interior del refrigerador durante tres semanas. 

– Llena una maceta con mezcla para cultivar semillas. Utiliza tierra de suelos ligeros, de arena y con un contenido medio en materia orgánica, buscando un drenaje que evite encharcamientos que provoquen que las raíces se pudran. 

– Mezcla fertilizante en la superficie de sustrato cada primavera; riega las plantas con frecuencia en verano; y coloca las macetas sobre una base elevada para que drenen el exceso de agua durante el invierno. Esta mezcla debe contener tierra ligera para macetas y el fertilizante.

– Planta las semillas, esparciéndolas encima de la tierra con una distancia entre 1.5 y 2.5 cm entre ellas. Después, cubre las semillas con una capa de 0.5 cm de mezcla, protegiéndolas lo suficiente sin quitarles la luz del sol para poder germinar. Las semillas pueden demorar entre dos semanas y un mes para brotar. 

– Poda la lavanda para que evitar a que desarrolle una masa de tallos largos y leñosos.Procura mantener la planta compacta y espesa, recortando las hojas viejas cuando se marchiten. La poda se recomienda hacerla a principios de primavera, aunque evitando descabecer los viejos tallos sin hojas. 

– Asegúrate de darles un espacio suficiente, sin empalmarlas unas con las otras, para recibir una adecuada circulación del aire y exposición solar. Recuerda regarlas una vez que la tierra esté completamente cerca, ya que la lavanda es muy sensible a la humedad. 

 

Fuente: ecoosfera.com

 

OM RADIO

Acerca de OM Programación Programas Conductores Artículos Eventos Podcast Contacto

2016. Todos los derechos reservados. OM Radio Aviso de privacidad Aspectos legales

Los comentarios y opiniones de los programas, eventos, artículos y cada sección del portal web de OmRadio son de exclusiva responsabilidad de los conductores, autores, expositores etc. y no representan necesariamente la ideología y pensamiento de la estación OmRadio