EN VIVO

Conciencia Biomagnética

  • Dra. Angélica Reyes

La oración de fe

La fe es el poder de la oración. ahora ¿que es la Fe? cuando se analiza, se descubre que es una actitud mental que no se encuentra contradicción alguna en la mente de que la tiene. Desgraciadamente, existe una gran fe en el temor, en el temor de perder uno su trabajo, sus posesiones materiales, su salud y demás. 

Si la actitud mental es de relación con Dios, entonces es Fe en Dios. Si esta en relación con la habilidad de la persona de escribir un poema, entonces es fe en su habilidad creativa. La fe es una actitud mental que está tan convencida de su propia idea que la acepta tan completamente que cualquier contradicción es inconcebible e imposible. Antes que podamos crear una actitud mental así, no debe existir nada en el subjetivo de nuestro pensamiento que contradiga nuestra afirmación objetiva.

La fe es afirmación mental elevada a un plano de realización. Es más que una simple sutileza o mascullar de palabras, porque se identifica con la realidad de tal manera que se vuelva real para el creyente. Lo invisible viene a ser visible, y lo que no se ve es verdadero, para la mente. 

La fe es verdadera para el que la experimenta y no puede negársele a la mente de quien la comprobada. ¿ y cuál es esta fe que debemos tener? Debemos tener fe que existe solo una mente. Esta mente es a la vez la mente del hombre y la mente de Dios. Usamos la mente de Dios porque existe sólo una mente. Esta mente es la esencia de la creatividad y la esencia de la bondad. Están alcance de todos. No hace acepción de personas porque ha encarnado en todos. Está en todo y a través de todo. La fe no puede ser negada, no acepta el no por respuesta. Habla el lenguaje afirmativo. 

La fe sabe que el universo es un sistema Espiritual y que el hombre es parte de este sistema. Sabe también que el ambiente del hombre es parte de este sistema. Debido que el sistema es perfecto, la condición también puede ser perfecta, y sería perfecta si supiéramos que lo es. La fe sabe que la vida del hombre es Dios, la realidad eterna e inmortal de todo ser.

La fe ve lo invisible y en lugar de ver el vacío, ve la realidad sólida.  La fe no es esperanza, es substancia. No mira fuera de sí misma; siendo substancia, ve dentro de si misma. Al hacer esto sabe que la vida de Dios es también la vida del hombre. La fe afirma esto y niega todo lo que se contradiga lo que para ella es el hecho supremo de la existencia.

La fe es esencial para que el tratamiento, decretos o afirmaciones sean efectivos pero esta fe tiene que ser una fe de entendimiento. Así, puede decirse que la fe es científica, o sea que estamos tratando con un principio que se ha definido y de cuya forma de operar sabemos algo. Sabemos usar la ley que la gobierna. La fe en la ley nos ayuda a usar nuestro entendimiento con más convicción. 

El conocimiento espiritual es tratamiento mental correcto. El amor impulsa el tratamiento mental. La conciencia de la presencia divina dentro de la persona que deseamos ayudar es necesario porque tenemos que proveer equivalentes mentales diferentes a los que han creado la enfermedad. 

Si el universo se manifiesta es la forma exterior del pensamiento del espíritu, y si es un resultado de Dios reconociéndose asimismo, y si nosotros somos igual naturaleza que la mente suprema, es lógico concluir que dar un tratamiento mental seguimos un proceso de reconocernos a nosotros mismos. por consiguiente será efectivo solamente el tratamiento, decretos o afirmaciones que sabemos de antemano que será efectivo. Esto es lo que verdaderamente significa la fe, porque la fe no es una fantasía tonta sino un hecho dinámico.

El tratamiento encontrará correspondiente exterior en el mundo objetivo que será exactamente igual a la convicción interna que existe en el momento que es dado, y además es necesario que encuentra aceptación mental en la persona por quien se da. Entre más pensemos sobre esto, más racional nos parecerá. 

Esta fe sólo puede existir en el grado que la convicción está de acuerdo con la realidad. Nosotros no podemos creer que ninguna ley del universo cambiará su propia naturaleza porque nosotros no la deseamos. Al entrar nosotros al reino espiritual que es un reino perfectamente normal y natural- tenemos que hacerlo en la naturaleza propia de este reino. Es una unidad.  No puede existir nada ofensivo en este reino. Recuerdas lo que dijo Jesús? "por lo tanto, si traes tu regalo al altar y allí te acuerdas que tu hermano tiene algo contra de ti deja tu regalo ante el altar y vete; primero ver reconciliarte con tu hermano y luego ven ofrecer tu regalo" ¿por qué? porque no podemos tener paz mientras estamos en un estado de confusión. No es posible. No podemos manifestar amor mientras tenemos el equivalente mental de odio en nuestros corazones y nuestras mentes. 

Del libro Ciencia de la Mente por Ernest Holmes

Logo OM radio en línea

Acerca de OM Programación Programas Conductores Artículos Eventos Podcast Contacto Jooble

2019. Todos los derechos reservados. OM Radio Aviso de privacidad Aspectos legales

Los comentarios y opiniones de los programas, eventos, artículos y cada sección del portal web de OmRadio son de exclusiva responsabilidad de los conductores, autores, expositores etc. y no representan necesariamente la ideología y pensamiento de la estación OmRadio