En este momento no hay programas en vivo
Es posible que se este transmitiendo programación grabada

Humanidad

Podré tener varios conocimientos acerca de la vida, o del alma, o de Dios. Podré haber leído montones de libros que te dictan la mejor manera de llevar una vida feliz, ecuánime, diplomática, llena de amor, etc. Pero la experiencia me repite día con día y lo veo frente al espejo cada vez que me levantó en cada mañana que: SOY HUMANA.

Es por tal motivo, que quiero transmitirles lo siguiente: Soy humana y me he equivocado también. Soy humana y reaccionado como “loca” ante una situación.

Soy humana y me he callado cosas por no saber cómo expresarme por temor a ser rechazada o poder herir a alguien más.

Soy humana y también he flaqueado. Soy humana y también he ofendido. Soy humana y he herido.
Soy humana y me han herido.

Soy humana pero he aprendido.

Pero, ¿Por qué recalcar mi “humanidad”? Porque quiero que se te grabe a ti también. Llevo 22 años y aún batallo para acostumbrarme a la imperfección de “ser humana”. Me gustaría ser la ideal, o el ideal de mi cabeza, me gustaría no herir a nadie y que lo que haga siempre se realice con éxito, me gustaría agradar a todos, me gustaría agradarme yo misma, las 24 horas, en cada momento del día, me gustaría nunca sentirme triste ni ofendida, me gustaría vivir esa utopía, pero no es así. ¡Y me alegra en serio que no sea así!

Imagínate vivir siempre a la perfección y que las cosas fueran tan mágicamente impecables y que no sintiera la vulnerabilidad y todo lo que realizara siempre saliera bien. No entendería entonces para que venir a este mundo, si no voy a hacer nada sorprendente o más allá de los límites o imposibles. La vida se trata de esto mismo: ir más allá de nosotros mismos.

Alcanzar lo inalcanzable, hacer lo impensable, ser feliz sin importar las circunstancias. Llega un momento en tu vida, en donde te das cuenta que la responsabilidad de la misma, no depende de si tus ex parejas se arriesgaron o no, no depende de si mi familia o mis padres me enseñaron tal cosa y predicaron con su ejemplo otra, no depende de lo que los demás hagan o no hagan para yo ser feliz o empezar a ser feliz... Es darte cuenta que el que tiene que llevar el rumbo de tu vida, eres tú. Y que para poder hablar de los demás o al menos opinar al respecto, hay que iniciar con la aventura de conocerte tú mismo.

Sólo al verte a ti, en tus fallas, flaquezas pero también logros y grandezas empezarás a comprender porque las demás personas hacen lo que hacen. Comenzarás a darte cuenta que también el exterior tiene mucho que ver contigo. Que si lo que más detestas en alguien es cierta característica, tienes que tener cuidado con lo que críticas porque muchas veces o somos eso mismo y no lo queremos ver o lo peor del caso, nos vamos transformando en aquello que detestamos, sin darnos cuenta. Todo por no estar en contacto con nosotros mismos. Se tú. Se fiel a ti. Y siempre procura aprender más de ti que de la vida misma. O de las demás personas. De nada sirve conocer el mundo o demás culturas o leer demasiados libros de auto ayuda si no empiezas por lo que está frente a tus narices: exacto, tú mismo.

Partiendo del origen, las piezas del rompecabezas empiezan a encajar. Y no te apresures por el tiempo, que las cosas o el conocimiento llega cuando tiene que llegar, sin prisa ni demora, sin presión ni preocupación, cuando las cosas más tranquilas son, el corazón comienza a dar paso a la autorrealización.

Lesly Ureña 

Monterrey, Nuevo León.

 

 

Logo OM radio en línea

Acerca de OM Programación Programas Conductores Artículos Eventos Podcast Contacto Bolsa de Trabajo Jooble

2019. Todos los derechos reservados. OM Radio Aviso de privacidad Aspectos legales

Los comentarios y opiniones de los programas, eventos, artículos y cada sección del portal web de OmRadio son de exclusiva responsabilidad de los conductores, autores, expositores etc. y no representan necesariamente la ideología y pensamiento de la estación OmRadio