En este momento no hay programas en vivo
Es posible que se este transmitiendo programación grabada

Cuidadores primarios

Todos el algún momento somos, fuimos o seremos cuidadores primarios o en su mayoría es muy probable, ya sea de algún familiar o alguien cercano que esté enfermo. No es una tarea fácil pues llega repentinamente. 

Nuestra tanatóloga Isabel Machorro junto con la psicóloga Esther Camacho, hablan un poco de cómo es para la vida de un cuidador primario y lo difícil que es llevarlo a cabo.

En primer lugar, un cuidador primario es la persona que se encarga de atender las necesidades que pueda tener un paciente pero no necesariamente tiene que ser una enfermedad, también puede ser alguien que esté en duelo, que necesite acompañamiento. 

Pero ¿a qué se enfrenta el cuidador primario? No nada más es atender al paciente, es estar en las visitas de hospitales, saber la toma de medicamentos si así se requiere y entre más cuidados que requiera porque el paciente ya no puede valerse por sí mismo y una persona externa tiene que hacerlo por él.

Un dato curioso es que la mayoría de los que son cuidadores primarios son mujeres y es que por naturaleza, la mujer es protectora, la que va a ver por los demás ante las situaciones que pueda presentar un paciente.

Es difícil ser este tipo de cuidador ya que uno tiene una vida diaria, ya sea tener una pareja, amigos, querer salir con ellos, pero al ser el encargado de auxiliar a alguien más, esto llega a perderse, creando así una frustración y desesperación para el cuidador.

Incluso hay veces que uno no sabe como atender al paciente, no sabe como cargarlo, entre otras cosas , pero se va aprendiendo con el paso del tiempo y eso también hace que sea desgastante para la persona.

Ahora que ya mencionamos al cuidador primario, también existe un secundario y terciario. Para que quede más claro te dejamos cuáles son sus características y funciones.

Ya vimos que el primario va a ver por el paciente en todo momento y será el más cercano. Sin embargo, también será el puente que hay entre el personal médico y gente externa al paciente, es el porta voz. Así mismo, el encargado de tomar decisiones pues hay situaciones en donde ser requiere la toma de estas mismas y será el que las llevará a cabo en todo momento.

Por su parte, un cuidador secundario es el que estará intermitentemente por intervalos, ya sea en la mañana, por la tarde o noche pero solo un tiempo determinado. Puede aportar con la comida o alguna función física pero no estará todo el tiempo.

Y el cuidador terciario es el que aporta el dinero. Lo ideal sería que uno terciario evolucione o suba de categoría por así decirlo, a un secundario, y el secundario a un primario para que se tenga más apoyo y no recaiga en una sola persona. Desafortunadamente, la mayoría de las veces no es así y el cuidador primario puede llegar a tronas por tanto peso.

Es aquí cuando vemos lo difícil que es porque el cuidador primario deja de tener la vida a la que estaba acostumbrado y se enfoca en el paciente. Además, la mayoría del tiempo nos enfocamos a preguntarle al paciente cómo estás pero ¿quién le pregunta al cuidador cómo está? Es ahí donde debemos de tener en consideración y ser más empáticos con el cuidador, no juzgarlo si por algún motivo quiere ir a hacer sus cosas de su vida diaria porque eso puede provocar que se quiebre en algún momento.

Entonces entramos al síndrome del cuidador o mejor conocido como el síndrome del quemado y es cuando ya no puede más con la carga, está como zombie, desconectado de la vida y haciendo todo en automático.

Finalmente viene la parte posterior cuando ya no está el paciente y el cuidador se pregunta ¿hice lo suficiente? Es muy pesado y difícil cargar con eso porque en automático se hecha la culpa pero debe tomar en cuenta que sí se hizo todo lo que se pudo y perdonarse, trabajar la culpa para poder recuperar su vida.

Es muy importante que tanto el cuidador como los que están fuera, los que lo rodean, tengan la empatía de decir que se hace todo lo posible y ayudar en todo momento para no recaer en el síndrome del quemado.

Si quieres saber más del tema, puedes encontrar el programa Psicología, espiritualidad y algo más en Youtube dando click aquí y en Spotify dando click aquí.

Artículo por Andrea Granja

 

 

Logo OM radio en línea

Acerca de OM Programación Programas Conductores Artículos Eventos Podcast Contacto Bolsa de Trabajo Jooble

2019. Todos los derechos reservados. OM Radio Aviso de privacidad Aspectos legales

Los comentarios y opiniones de los programas, eventos, artículos y cada sección del portal web de OmRadio son de exclusiva responsabilidad de los conductores, autores, expositores etc. y no representan necesariamente la ideología y pensamiento de la estación OmRadio