En este momento no hay programas en vivo
Es posible que se este transmitiendo programación grabada

Brujería, Magia, y religión, ¿qué son?

La Magia natural no has de entender, que es aquella en que se consultan los infernales espíritus, con tan infame nombre como le han dado en las divinas y humanas letras (…) Los maléficos son aquellos que usan sangre, víctimas y cuerpos muertos, como la Pitonisa, que a Saúl le truxo el cuerpo de Samuel, para que le respondiere. Verdad es, que ya el nombre de Magos, se va introduciendo por los que ejercitan lo que digo, como la Astrología por abuso ha venido a ser vituperada, siendo lo mismo que la Astronomía: y a si dicen algunos que Pitágoras, Empédocles, Demócrito y Platón fueron llamados Magos, a la manera de Zalmoxis y Zoroastro.

 

    Lope de Vega

 

 

 

 

 

 

 

Magia, del latín magia, y del griego αγεία (mageia y magikee), del antiguo persa magush (capacidad) y del sánscrito maga (maya, ilusión). Creencia y acción con la que se pretende modificar la realidad, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de seres sagrados, pudiendo romper o doblar las leyes de correlación natural.

 

 

 

En la magia se observa la capacidad  de realizar maravillas de efectos sin causas, se acepta como causa abstracta o pseudo abstracta del efecto que permitirá desarrollar la maravilla deseada o parafernalia seudológica. Buscando develar lo oculto a los sentidos de cognición.

 

 

 

Es dividida en magia natural (definida como la que desarrolla los fenómenos observables y que se convertirá en madre de la ciencia moderna, como la alquimia, la astrología y la física) y no natural (aquella que busca establecer relación con poderes, entidades o mecanismos de índole espiritual, resultado de la invocación, evocación, cábala, sortilegio y hechizo)

 

 

 

Brujería, del latin strix, italino strega. Creencia y ejercicio práctico de actividades atribuidas a personas llamadas brujas que están supuestamente dotadas de ciertas habilidades preternaturales que emplean con la finalidad de dañar.

 

 

 

La creencia y práctica se extiende  a todo tipo de culturas y desde la época prehistórica. A partir del siglo XVI en Occidente se le relaciona con la creencia y adoración en el Diablo.

 

 

 

Religión, del latín religare (volver a unir). Creencia y acción humana que abarca las prácticas y creencias de tipo existencial, moral y sobrenatural en relación del hombre con lo divino o el más allá. Se organiza de forma estructurada y generalmente se encuentra validada por el aparato estatal.

 

 

 

El término hace referencia tanto a las creencias y prácticas personales como a ritos y enseñanzas colectivas.

 

 

 

Para Clifford Geertz «La religión es un sistema de símbolos que obra para establecer vigorosos, penetrantes y duraderos estados anímicos y motivaciones en los hombres, formulando concepciones de un orden general de existencia y revistiendo estas concepciones con una aureola de efectividad tal que los estados anímicos y motivaciones parezcan de un realismo único. (La interpretación de las culturas).

 

 

 

A priori y en un ambiente de vida común, la gente diferencia  estos tres fenómenos como diferentes, sin embargo cuando lo pasamos por un tamiz antropológico vemos que son iguales, simplemente es la vida y creencia del pensamiento mágico

 

Sin embargo, haciendo un analiza a mayor profundidad, encontramos que así como encontramos grandes afinidades también hay dos elementos que permiten diferenciarlas entre la magia y la brujería con la religión.

 

    La religión cuenta con un reconocimiento estatal, la brujería no.

 

 

 

    La religión presenta una jerarquía producto de la ortodoxia ritual. Esto permite que sus formas rituales y creencias no se modifiquen con el paso del tiempo y se contamine o mezcle con otros contextos religiosos.

 

 

 

Sin embargo, para el caso de la brujería, la falta de un corpus ritual rígido, así como la ortodoxia religiosa permite que los rituales y procesos religiosos de la brujería y la magia sean más flexibles, por ende siempre cercanos a la gente. Cosa que no presenta la religión por el mismo corpus y estructura de ortodoxia.

 

 

 

Sin embargo ante la misma falta de estructura religiosa, la brujería modifica los rituales y puede o pierde con el paso del tiempo el significado o procesos rituales. En resumen, con la brujería aunque se presente elementos que nos hagan inferir su presencia desde épocas prehistóricas, más allá del uso del pensamiento mágico,  es poco probable que los rituales y procesos religiosos sean los mismo en cada momento, cultura y lugar.

 

 

 

Sin embargo, antes de continuar, cabría explicar precisamente que es el pensamiento mágico. Pues es el que da sustento y cohesión a los fenómenos de la magia, brujería y religión.

 

El pensamiento mágico parte de la psicología, aunque ha sido retomado por la antropología.

 

Definido por la psicología es. “El pensamiento mágico es una forma de pensar y razonar que genera opiniones carentes de fundamentación lógica robusta o estricta.”

 

Sin embargó la antropología ha venido a demostrar que este pensamiento mágico no carece de lógica o estructura, sino obedece a sus propios patrones  y sus propias causalidades.

 

En psicología y ciencia cognitiva, el pensamiento mágico es un raciocinio causal no-científico; por ejemplo, la superstición.

 

James Frazer y Bronislaw K. Malinowski dijeron que la magia se asemejaba más a la ciencia que a la religión, y que las sociedades con creencias mágicas frecuentemente tienen creencias y prácticas religiosas por separado. De la misma forma que la ciencia, la magia se preocupa con relaciones causales, pero a diferencia de la ciencia, no distingue la correlación de la causalidad.

 

Para la psiquiatría, este tipo de pensamiento, que por definición se opone al pensamiento lógico, es más frecuente entre los niños y en las personas pertenecientes a culturas primitivas, o que tienen escaso nivel cultural.

 

Sin embargo como puede observarse. El pensamiento y vida mágica influyen y existen en diversos niveles económicos y culturas de muy alto nivel tecnológico.

 

Pues es esencial el desarrollo de algo para su manifestación, que es la abstracción.

 

De acuerdo a Caro Baroja, basa la antigüedad del pensamiento mágico en la organización y praxis del ejercicio. “los procedimientos propios de las sociedades con una religión organizada y con ritos adecuados para impetrar el favor de la Divinidad o de las divinidades. Del conjuro con que se expresan la voluntad y el deseo… se pasó a la oración, que implica acatamiento y vasallaje.”

 

“En bloque, que el campo en el que opera más el pensamiento mágico es el campo del deseo y de la voluntad que ha roto otros vínculos, y que en tanto en cuanto la mente humana se somete de modo fundamental a ideas de acatamiento, agradecimiento y sumisión, sigue dentro del campo de los sentimientos religiosos.

Ahora bien, en un caso u otro, dentro de la vida práctica, entre el sujeto que desea una cosa, buena o mala, incitado por odio o amor y el objeto de su deseo, suele interferirse con frecuencia un tercer elemento que, en unos casos, es esencialmente mago o hechicero y en otros sacerdote. Uno conjura, el otro normalmente ora y sacrifica. Pero a veces también, el sacerdote recurre a prácticas mágicas, a conjuros y el mago a oraciones y sacrificios”.

 

Para Mircea Eliade: “La historia de las religiones se refiere a lo más  esencialmente humano: la relación del honbre con lo sagrado. Lsa crisis del hombre moderno son en gran parte religiosas en la medida que suponen la toma de conciencia de una carencia de sentido”.

 

La magia y la brujería son lo mismo. Durante años la antropología y la sociedad las dividía en un ámbito… moral. Para ellas, la magia era benéfica y de un carácter colectivo, mientras que la brujería era más de un ambiente diabólico, le sobrevolaba un tufillo de azufre y de carácter eminentemente… particular.

 

Sin embargo, en su camino de acción social y cultural. El mismo mago que protegía las cosechas y ayudaba a sanar a los miembros de la comunidad, también ejercía de brujo, sin ningún problema moral en su ejecución.

 

La creencia y ejecución de la magia es tanto un comportamiento y creencia básica del ser humano. Parte de la mentalidad mágica-religiosa y ha servido tanto como explicación de la realidad, como salud mental e identificación social y cultural.

 

Es esta  creencia, los objetos y sucesos son entendidos como manifestaciones de poderes y sucesos míticos, hacia los cuales el ser humano se comporta en un acto de juramento y contra juramento. Sea en forma de acción grafica y/o de culto.

 

Se piensa que existen objetos, lugares o seres que son asiento de poderes impersonales o de espíritus. Estos poderes o espíritus pueden ser invocados mediante prácticas rituales o conjurados por hombres dotados para ello. Pero lo más importante, intercede y afecta de forma fáctica la realidad.

 

Estas acciones mágicas eran más comunes en su huso para describir y descubrir lo desconocido. Dirigir el tiempo, el amor, al suerte, la caza o la fertilidad.

 

Vista desde su lado operativo, solo son cuatro los tipos de magia que pueden actuar de forma individual o mezclada.

 

La magia imitativa; donde el ritual o proceso mágico imita la realidad o actividad a realizar y basa su recreación de la acción en menor escala, para que mediante la magia pueda recrearse de forma amplificada en la realidad. Ósea, si quisiéramos hacer el mal, haría un fetiche de ti y por imitación, el mal que le haga a él se vería imitado a ti. O podría hacer una maqueta de un pueblo y recrear una lluvia que haga crecer sus campos y por analogía, la magia afectaría los cultivos y la fertilidad.

 

Otra es la magia de contigüidad, en donde colocar el objeto de poder o sustraer uno personal y lo que le  hagamos  con ese objeto, se verá reflejado o ligado en la realidad. Por ejemplo, eso de robar prendas para los amarres amoroso o colocar un objeto en el camino o casa de alguien para que le valla mal o bien. Ya que ese objeto es el emisor y liga de la magia. Como con las reliquias de santos.

 

Otro tipo de magia es la de reciprocidad. Donde para crear o dañar algo, tengo que dar algo de igual valor simbólico. De hecho esta es una máxima para la alquimia. Donde nada se crea ni se destruye, solo se transmuta. Los objetos rituales que se divinizan son un claro ejemplo.

 

Finalmente se encuentra  la magia de sincronicidad. Donde de forma teatral generalmente, se entra en vibración o sincronía con el efecto mágico que se desea realizar. Un ejemplo seria la unión ritual de un sacerdote y  una sacerdotisa para simbolizar la unión del dios y a diosa X, para producir la fertilidad. O realizar una tirada del tarot para que de forma sincrónica y ritual tenga una carga simbólica para su realización.

 

Ahora, aunque esta son las 4 formas generales de la magia. Para la antropología existen algunas especialidades mágicas. Pero solo son especialidades culturales.

 

Esta la magia de analogía, la magia el tiempo o meteorológica, magia de la imagen, magia de la lluvia, magia defensiva, el mal de ojo.

 

México es un país mágico. Más allá de lo que presentan las secretarias de turismo y diversas cadenas  de radio y televisión. México vive y tiene muy presente la vida religiosa, así como lo que los antropólogos y psicólogos llamamos el pensamiento mágico.

 

De acuerdo a datos publicados por PROFECO, México consume un  promedio de 500 millones de pesos al año entre consultas y artículos dedicados al medio mágico.

 

Incluso la preparación intelectual o estatus social no es límite para estas creencias como practicas mágicas concretas. De acuerdo a investigaciones de Beatriz Barba Piña Chan, Alfredo López Austin y José Gil Olmos; el consumo y la actividad de la magia va desde gente de escasos recursos y de diversa raíz cultural, hasta gente en el poder (como refiere Gil Olmos) como la profesora Elva Esther Gordillo, Carlo Salinas de Gortari, Martha Sahagún de Fox, Miguel López Portillo y familia [1].

 

En un ámbito internacional, el 2 de enero de 2002, Corriere della Sera público que el 25 por ciento de los italianos consultaban las columnas de astrología antes de comenzar el día. Así como existen cerca de 150 000 astrólogos con más de 1500 asociaciones profesionales.

 

Incluso es tan fuerte su presencia e injerencia en la vida pública, que en la gira por África del 2009 el actual papa Benedicto XVI hiso pronunciamientos públicos en contra de la brujería. Así como Juan Pablo II el 6 de septiembre de 1998 y varios a lo largo de su pontificado.

 

La importancia del tema es tal, que políticos de la escena internacional recurren o recurrieron a estas prácticas. Tales como Ronald Reigan, Françoise Mitterrand, Evo Morales, Menem o hasta Fidel Castro[2].

 

Es importante señalar que la relevancia del tema y su  influencia en la vida diaria nos habla que del 2000 al 2008 el gobernador de Veracruz y diversas instancias han tratado de crear la escuela de brujería en la región de los Tuxtla. Concretamente en Catemaco[3].

 

Retomando el caso Profeco,  Ante la gran cantidad de personas que son víctimas de los adivinadores, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) advierte que nada se puede hacer por recuperar el dinero, nadie los certifica y quien lo haga comete un embuste tan grande como el charlatán, asegura Lourdes Tirado Medina, jefa del Departamento de Educación y Divulgación de esta dependencia[4].

Todos los sistemas de adivinación dependen de la interpretación subjetiva del lector. Por lo general, mediante el ‘corre la voz” es que la gente llega con un adivinador, un astrólogo, lector de ángeles o vidente que se ha ganado la confianza de sus clientes[5].

La funcionaria explica que el Código Penal Federal, en su Artículo 378, fracción XV, considera como defraudador: al que explote las preocupaciones, la superstición o la ignorancia del pueblo, por medio de supuesta evocación de espíritus, adivinaciones o curaciones.[6]

 

Incluso, en una reciente encuesta realizada por el INEGI, arrojo que el 83.6% de la población confía más en la magia y religión que en la ciencia.[7]

 

Ya que consideran que el desarrollo tecnológico origina una manera de vivir “artificial y deshumanizada”[8].

 

A su vez, el presidente de la Comisión de Ciencia del Senado de la República, Francisco Castellón Fonseca, afirmó que esta percepción en torno a las aportaciones de la ciencia para el bienestar de la población hay “una falla estructural en el sistema educativo del país”. Advirtiendo que a pesar de que esta idea es permanente, hasta ahora el sistema educativo “no tiene una estrategia para revertir que se privilegie el pensamiento mágico sobre el lógico y científico”[9].

 

Y ante esto, ¿de dónde se nutre la magia? ¿Qué es la magia y la brujería? ¿Por qué tiene tanta fuerza en México? Y sobretodo ¿cuáles son las características y similitudes de las corrientes del pensamiento mágico en México?

 

La magia es compleja a simple vista, sin embargo, tanto la vida como el pensamiento mágico se rigen en su base por ciertas reglas antropológicas. Si bien sus manifestaciones fenoménicas son diversas y hasta encontradas, su funcionamiento y praxis es muy similar.

 

La magia es la posibilidad de obrar por medio de ritos, y la base esencial de toda magia operativa era en el mundo antiguo la invocación directa a los dioses. Es la creencia y acción de cambiar el mundo factico por medio de la voluntad enmarcado al sistema de creencias y cosmovisión de cada operador mágico.

 

Para Frazer, son dos los principios elementales  de la magia. Primero que cada cosa o acción mágica produce su igual que el efecto que la causa. Y el segundo es que las cosas que han estado en contacto con lo mágico continúan influyéndose mutuamente a distancia aunque el contacto físico ha cesado[10].

 

Ahora, hay un gran eje o característica que ayuda definir las acciones de magia y seculares. Lo sagrado y lo profano. Lo sagrado es cualitativamente diferente a lo profano[11], sin  embargo la envergadura y cantidad  de manifestaciones religiosas (hierofanias) hacen que muchas veces lo sagrado y lo profano se mezclen indiscriminadamente (aunque claro siempre bajo sus propios límites culturales) permitiendo transformar todo objeto cósmico en paradoja para la intercesión en hierofania[12].

 

Sin embargo, aunque las hierofanias son personales, pueden a su vez convertirse en grupales y sobretodo colectivas y agregadas. Permitiendo la creación, permanecía y actualización de corpus de tradiciones esotéricas, mantenido actuales las hierofanias elementales. Y en cierto sentido los procesos rituales[13].

 

James Frazer y Bronislaw K. Malinowski han demostrado que la magia se asemejaba más a la ciencia que a la religión, y que las sociedades con creencias mágicas frecuentemente tienen creencias y prácticas religiosas por separado. De la misma forma que la ciencia, la magia se preocupa con relaciones causales, pero a diferencia de la ciencia, no distingue la correlación de la causalidad.

Fuente: expobrujas.com

OM RADIO

Acerca de OM Programación Programas Conductores Artículos Eventos Podcast Contacto Jooble

2016. Todos los derechos reservados. OM Radio Aviso de privacidad Aspectos legales

Los comentarios y opiniones de los programas, eventos, artículos y cada sección del portal web de OmRadio son de exclusiva responsabilidad de los conductores, autores, expositores etc. y no representan necesariamente la ideología y pensamiento de la estación OmRadio